miércoles, 6 de septiembre de 2017

Nacho García Álvarez

He tenido la oportunidad de entrevistar al autor Nacho García Álvarez. Así podréis conocerle más en profundidad.

Cuéntanos algo de tus orígenes, ¿dónde naciste y cuándo? ¿Qué estudios realizaste?

Nací en Castellón, pero crecí y me formé en las calles y en los muelles de Santoña, Cantabria. Cursé hasta segundo de bachillerato, pero al final lo dejé. Después cursé estudios de hostelería pero también los abandoné. Al final me alisté en el ejército, allí tuve tiempo para estudiar y opositar a funcionario del estado y al final conseguí encontrar mi sitio en el mundo laboral.

¿Desde siempre te interesó la literatura? ¿Eres buen lector?
La literatura me interesa desde muy joven, comencé leyendo obras de Stephen King y Anne Rice. Lo dejé unos años y me volqué en el mundo del cine. Devoraba todo tipo de films, especialmente películas de Tarantino y David Fincher. A los 20 volví a leer con regularidad y me aficioné a las novelas de Charles Bukowski, William Burroughs, Chuck Palahniuk, Bret Easton Ellis, Irvine Welsh, Hunter S. Thompson y muchos otros.

 ¿Hay libros o relatos que tienes bajo llave? ¿Los sacarás a la luz?
Tengo una mini novela bélica con toques fantásticos ambientada en la Segunda Guerra Mundial que me gustaría lanzar más adelante. Se titula Correo 42 y está escrita junto al realizador cántabro Johnny Gonzalez.      

Para ti, ¿la literatura es un hobby o algo a lo que dedicarte?
La literatura es mi vida y mi gran pasión. Siempre estoy pensando y escribiendo ideas. Desgraciadamente no se puede vivir de ella en España. Pero para mí, es un trabajo a tiempo completo.  

       ¿Qué opinas de la autoedición? Hay autores totalmente a favor y autores totalmente en contra. Los que opinan en negativo, se basan en que no todo es publicable. ¿Cuál es tu opinión?
Me parece una opción tan digna como las otras. Sobre todo en los tiempos que corren. Es
muy difícil fichar con una editorial grande y medio decente, tienes que ser Belén Esteban para conseguirlo. Y como no todo el mundo puede enrollarse con un torero, lo mejor es autoeditarse jajaja.

Has publicado ya una trilogía titulada El círculo sobrenatural. ¿Empezaste a escribirla pensando en publicarla o se te ocurrió sacarla a la luz al terminar la primera novela?
Decidí comenzar a escribirla después de la buena aceptación de mi primera novela. El Círculo Desnudo fue un pequeño éxito a nivel local, así que no pude dejar escapar esa buena racha.

¿Qué destacarías de tus novelas?
Me gustaría que el lector supiese apreciar lo que trato de mostrar a través muchos de mis personajes. Más allá de la acción, la crudeza, las drogas y los asesinatos, he tratado de diseccionar muchos aspectos de la decadencia de nuestra sociedad para que el lector reflexione sobre ellos.

De todos los personajes que componen El círculo sobrenatural, ¿con cuál te identificas? ¿Con cuál no?
Me identifico con todos en mayor o menor medida. Pero es con el vampiro Glen con el que  mejor me llevo. 

¿Tienes nuevos planes? ¿Nos puedes adelantar algo de tus próximas publicaciones?
Puede que trate de lanzar la novela Correo 42. Y en un futuro más lejano, puede que lance una novela sobre el vampiro Glen. Sus orígenes, su lado humano, etc.

¿Dónde se pueden poner en contacto contigo aquellos lectores que estén interesados en hacerte llegar sus opiniones?
Pueden hablar conmigo a través de Facebook y Twitter. Me encontraran como Nacho García Álvarez.
Gracias por todo.

Espero que os haya gustado y servido para conocer más y mejor a Nacho García Álvarez.

lunes, 4 de septiembre de 2017

IMM #45

In My Mailbox es un tipo de post que consiste en exponer los libros que has recibido cada cierto tiempo (en una semana, un mes...) y fue creado por los blogs Pop Culture Junkie y The Story Siren.

Las compras y adquisiciones que tuve en agosto fueron:









  • Dara & Nick de Lauren Oliver: terminé hace unos días de leerlo, y estoy deseando publicar la reseña. ¿Lo conocéis? ¿Os gustó?
  • No puedo evitar enamorarme de ti de Anabel Botella: también terminé de leerlo. Os adelanto que, sinceramente, me pareció una historia un poco floja. Se le podría haber sacado más jugo.
Hasta aquí, las adquisiciones del mes de agosto. No son muchas, pero me han resultado lecturas interesantes. Se tratan de novelas cuyas autoras son de mis favoritas, si bien la de Anabel Botella me ha defraudado un poco.
Os deseo un feliz lunes.

domingo, 27 de agosto de 2017

Juanma Díaz Hinojal

He tenido la oportunidad de entrevistar al autor Juanma Díaz Hinojal. Así podréis conocerle más en profundidad.

Hola Juanma, empecemos por tus orígenes. ¿Dónde naciste y cuándo? Tengo entendido que realizaste cursos del ámbito audiovisual (cortometrajes, documentales...). ¿Cómo fue tu experiencia?
Según me han contado (y de momento no he hecho ninguna investigación para refutarlo), nací al norte de Extremadura, en la ciudad de Plasencia, allá por el año 1984. Fue en la propia universidad de la ciudad donde, impulsado por mi afición al cine, me apunté a un curso de cortometrajes. Ahí pude conocer a un grupo de personas que compartían mis aficiones y nos juntamos la mayoría para hacer más cursos relacionados con el cine, donde pude aprender muchos aspectos que hasta entonces desconocía, y que me ayudaron para perfeccionar lo que realmente a mí más me gustaba: la escritura de guiones.

¿Qué fue lo que te empujó a la literatura? Llegaste a dirigir algunos cortometrajes, ¿cómo fue que te animaste a escribir una novela de casi setecientas páginas?
Desde siempre he tenido la necesidad de escribir. Es algo que está dentro de mí y nunca he sido capaz de explicarlo. Ya desde pequeño, mis profesores me decían que escribía muy bien, y claro, ese tipo de comentarios te hacen pensar. Pasar de escribir y dirigir cortometrajes fue un proceso de lo más natural. Disfrutaba muchísimo más frente el teclado que detrás de las cámaras; quizá por eso no me considero buen director, ya que me preocupa más la parte del guion y lo artístico que todo lo técnico. Estoy orgulloso de cortos como “Ahogado”, “The Job” o “Debajo de tu cama”, pero al final, aunque tú seas el director, el resultado depende de muchas personas. En el caso de una novela, lo que llegará a la gente es lo que hayas escrito tú y nada más. Tal vez fue eso lo que me llevó a dejar el mundo del cine para centrarme de forma seria y profesional en el de la literatura.

¿Desde el principio tenías pensado autopublicarla, o primero intentaste ponerte en contacto con otras editoriales?
La autopublicación no entró nunca en mis planes. No tengo nada en contra de los que lo hacen, pero me esforcé en escribir algo lo suficientemente bueno para que una editorial se interesara por ello. Por fortuna, a la editorial Lacre le llamó la atención y decidió apostar por mí. Antes de empezar a mandar el manuscrito, tuve la suerte de poder dejar que un escritor profesional se lo leyera, y me quitó todos los miedos e inseguridades que tenía al decirme que era buena y que la mandara a toda clase de editoriales, incluso a las más grandes. Esos meses, hasta que recibes respuestas, son muy duros, pero ayudan para poder separarte un poco de un texto con el que llevas años conviviendo a diario.

¿Cómo se te ocurrió crear Los Mundos de Ravenholdt? ¿Qué te inspiró?
Cuando me planteé en serio escribir una novela, la primera pregunta que uno se hace es obvia: ¿de qué va a tratar? Se me ocurrieron varias ideas que me gustaban mucho, pero todas tenían el mismo problema, ninguna daba de sí para una novela en condiciones. Como no quería renunciar a ellas, y al tratarse de tramas tan distintas que no podrían unirse, se me acabó ocurriendo la solución perfecta: mundos paralelos. De esta manera, podría crear una trama principal y cada vez que los protagonistas viajaran a uno de los mundos paralelos, podría escribir una historia perteneciente a un género totalmente distinto, y aunarlo todo en la misma trama principal. Así pude juntar cosas tan diferentes como el Nueva York actual con un reino mágico-medieval, con vampiros, espías, superhéroes, etc. Y al mismo tiempo, pude coger estos géneros tan trillados y darles una nueva perspectiva nunca vista.

¿Cuál es tu escritor, director u otro artista que tomas de referencia?
Me avergüenza reconocerlo, pero me cuesta quedarme con el nombre de los autores. Podría decirte muchos libros que me han encantado, pero soy incapaz de decirte quiénes son sus escritores. En cine, tengo muchos directores que admiro, pero principalmente me llama su estética y su sello visual personal, lo que hace que a la hora de escribir, no pueda verme influenciado por ellos.

¿Cuánto tardaste en diseñar los personajes, la ambientación y demás de Los Mundos de Ravenholdt?
Fueron unos cuatro o cinco meses los que dediqué a preparar la historia, desarrollarla, crear sus mundos y crear una serie de reglas por las que se regirían los viajes interdimensionales. En cuanto a los personajes, fue un proceso más complicado de lo habitual. Cuando empecé a desarrollarlos y darles sus respectivas personalidades, no podía limitarme a ellos solos. Tenía que inventar a unos personajes protagonistas determinados y a sus equivalentes en los distintos mundos, parecidos pero claramente diferentes, que el lector pudiera reconocerlos de forma sencilla. Si se tratara de una película, sería todo mucho más fácil; pondrían a los mismos actores interpretando a sus equivalentes y ya está, pero en un libro hay que mostrarlo de otra manera. Como curiosidad, debo decir que por muy claras que estuvieran ya sus personalidades y su evolución, muchos de ellos no tuvieron un nombre hasta el día en el que me tocó escribirlos por primera vez, y muchos son homenajes a gente que me ayudó en la realización de la novela.

Para ti, escribir ¿es un hobby o algo a lo que dedicarte?
Para mí, es una necesidad. De manera consciente o no, escribir siempre ha sido algo que he tenido la necesidad de hacer. Me considero a mí mismo una especie de “yonki” de la escritura, ya que cuando estoy un tiempo sin haber escrito nada, me entra un mono terrible que sólo se subsana tecleando algún relato en el ordenador. Soy consciente de que, hoy en día, dedicarse a esto y poder vivir de ello es un sueño al que pocos pueden aspirar. No espero hacerme rico y famoso, sólo quiero que la gente pueda llegar a pasar unas cuantas horas entretenidas entre las páginas de mi novela, y que de esta manera, pueda ganar lo suficiente como para poder al menos permitirme seguir escribiendo.

¿Qué nos puedes contar de Los Mundos de Ravenholdt? ¿Qué destacarías de tu novela?
Los mundos de Ravenholdt es una historia de historias. Tiene una trama principal, y de ella van saliendo otras ramas con otras tramas independientes pero todas arraigadas al mismo árbol. De esta manera, el lector de este tipo de
relatos siempre acabará encontrando un género con el que disfrutar. No quiero pecar de arrogancia, pero me siento orgulloso de haber podido aunar tantos géneros distintos en un mismo libro, y no conozco ninguna otra novela que lo haya podido hacer de esta forma, con la excepción de algún que otro libro de relatos, pero todos ellos independientes los unos de los otros. Al mismo tiempo, me encanta esa virtud que tiene la novela de saber reírse de los típicos clichés que normalmente encontramos en esta clase de relatos, así como de haber creado a un personaje protagonista con el que la mayoría de nosotros podría verse fácilmente identificado. Pero si hay algo que destacaría por encima de todo, es sin duda los sorprendentes giros de guion.

Tienes otras novelas o relatos guardados bajo llave? ¿Los sacarás a la luz?
He tenido suerte. Los mundos de Ravenholdt ha sido la primera novela que he escrito y he conseguido publicarla. En mi ordenador, repartidos en un sinfín de carpetas, tiene que haber algunos relatos cortos que he escrito a lo largo de los años; algunos incluso no han sido leídos por nadie más que por mí, y posiblemente se quedarán ahí hasta el fin de los días. Por otra parte, tengo autopublicado en Amazon un libro de relatos titulado: “3 Breves relatos (no tan breves)”, también muy distintos entre sí y sin ninguna relación con la temática de mi novela. Quizá algún día me anime a escribir otro libro recopilando más relatos, pero serían relatos aún por crear; nada con lo que ya hay guardado en el ordenador.

¿Has pensado en publicar en formato libro también tus guiones?
He logrado poder rodar algunos de mis guiones, pero esa etapa de mi vida ya concluyó y no me veo desempolvándolos para una adaptación en forma de relato. Puede que acabe “robándome” algunas de las ideas de esos guiones y los meta en un futuro proyecto literario, pero normalmente me gusta ser original y no picotear de ideas pasadas, incluso de aquellas que no ha leído todavía nadie. No obstante, en uno de esos guiones que no llegué a rodar, creé al que, después del villano de Los mundos de Ravenholdt, es el segundo personaje del que más orgulloso estoy. Se trata de Sally. Y como el guion gustó tanto a la gente que lo leyó, terminé por hacer una especie de remake y la historia de Sally es una de las tres que se puede leer en mi libro de relatos.

¿Nos puedes adelantar algo de tus nuevos proyectos?
Es para mí una total satisfacción poder decir en voz alta que, gracias a la buena aceptación que ha tenido Los mundos de Ravenholdt en estos meses, estoy preparando su continuación, y espero empezar a escribir dentro de poco. Pese a que la primera novela tiene un final cerrado, los mundos paralelos me van a permitir poder hacer viajar al lector a través de géneros nuevos, al tiempo que se retoman algunos personajes de la primera parte y añado algunos nuevos (y hablo de personajes principales). Estoy muy ilusionado con este nuevo proyecto, sobretodo porque puedo hacerlo gracias a todas aquellas personas que ya me han acompañado en el primer viaje a través de dimensiones paralelas y han disfrutado de ese viaje. Esta vez el reto es mayor, pues debo competir contra mí mismo y esforzarme al máximo por hacer una novela aún mejor que una primera parte de la que me siento muy orgulloso.

¿Dónde se pueden poner en contacto contigo los lectores?
Antes de que ningún lector se ponga en contacto conmigo, agradecerles su interés hacia mi novela. Por mi parte, estaré más que encantado de poder hablar con ellos de lo que sea. 

Pueden localizarme a través de mi e-mail: perfectoymodesto@hotmail.com 
A través de Facebook: Juan Manuel Diaz Hinojal 
O por Twitter: @JuanmaHinojal

Gracias por todo, y nos vemos por otros mundos.


Espero que os haya gustado y servido para conocer más y mejor a Juanma Diaz.